CRONICA DE UNA GRAN ESTAFA

politica
Typography

Consecuencias de la privatización del Servicio de Energía Eléctrica para los usuarios y los trabajadores, en la costa Atlántica Colombiana.

INFORME ESPECIAL

1. En el año 2000, Unión FENOSA compra las empresas Electrocosta, Electricaribe y EPSA.

2.  Electrocosta y Electricaribe desarrollan sus actividades en los 7 departamentos de las Costa Atlántica (Magangue, Bolívar, Sucre, Córdoba, Atlántico, Magdalena, Cesar y Guajira).

3. EPSA desarrolla sus actividades en el Valle del Cauca, con sede en Cali. Existe otra empresa de menor dimensión, también en el Valle del cauca, que se llama CETSA, con sede en Tuluá.

4. Electrocosta y Electricaribe en el año 2000, eran empresas inviables económicamente, por el contrario, EPSA era y es hoy,  una empresa muy saneada económicamente y con un buen mercado.

5.  Electrocosta y  Electricaribe, tenían grandes problemas estructurales.    a) Eran empresas que siempre fueron manejadas por la politiquería, es decir, auténticos centros de corrupción política. b) Un índice de cobro inferior al 50% de las facturas emitidas. c) Un índice de pérdidas/fraude superior al 40%. d) Un pasivo pensional de 800.000 millones de pesos.

6.  La planta de personal se había reducido drásticamente por la aplicación de un plan de retiro muy grande. Entre 1998 y 1999 salieron de las empresas más de 2000 personas con estos planes. En el año 2000, la planta de personal de trabajadores convencionados solo alcazaba los 2100 trabajadores.

7.  En el 2001 se alcanza el primer Acuerdo Laboral entre la Administración de las empresas y el sindicato, que acabó con la estructura de salarios y de funciones que las convenciones traían hasta entonces. Este Acuerdo le aseguró a las compañías la posibilidad de gestionar laboralmente ambas empresas como una sola, lo que desde el punto de vista legal, convencional y sindical eran 8 empresas, a partir de esa fecha, pasó a gestionarse como una sola empresa con una sola convención colectiva de trabajo. Además, desde el punto de vista económico, este acuerdo tuvo un valor la compañía de aproximadamente $500.000 millones de pesos, por la supresión de las escalas salariales y/o escalafones de salarios de carácter convencional.

8.  Entre el 2001 y el 2003, se implantan en Electrocosta y Electricaribe los esquemas de Organización de la Planta de Personal de unión FENOSA. Pero algunos problemas seguían sin resolverse: Bajo índice de recaudo y alto índice de pérdidas por fraude. Además, la corrupción interna de las empresas, heredada de anteriores administraciones, se mantenía. Mucha corrupción de mandos intermedios y superiores.

9.  En el año 2003, la administración de las empresas prepara y presenta ante el Ministerio de Protección Social una solicitud de Despido Colectivo que afectaba a 673 trabajadores convencionados, es decir, el 40% de la Planta de personal de los trabajadores  afiliados al sindicato, sustentando esta petición con el argumento, que había que  sacrificar estos puestos de trabajo, para bajar las cuentas de gastos de personal y así poder superar los graves problemas de flujo de caja, para poder cumplir, con los compromisos comerciales y de distribución del negocio. Mientras tanto, en  las unidades de comercial y distribución de la empresa, la corrupción continuaba y el gasto de funcionamiento se multiplicaba.

10.  El fenómeno del contratismo, con un alto componente de corrupción y saqueo invade la empresa, en áreas como: servicio técnico, comercial y redes.

11. El sindicato intimidado por la solicitud de despido colectivo, propone a la empresa que retire la solicitud  a cambio de sacrificar benéficos convencionales y laborales de los trabajadores, en consecuencia, el sindicato pacta con la empresa que los sacrificios en los  costos laborales que los trabajadores hacían para retirar la solicitud de despido colectivo, tenia como contraprestación que los trabajadores convencionados asumieran las labores que desempeñaban los contratistas, dicho de otra manera, se tuvo que pagar para poder trabajar, porque la empresa argumentaba, que era más barato tener parado a un trabajador convencionado, que ponerlo a trabajar.

12. En septiembre de 2003 se firma el Acuerdo Laboral. La empresa retiraba la solicitud de despido colectivo y los trabajadores convencionados sustituirían a los contratistas. Para ello, todos los recargos devengados por los trabajadores, se pagarían según Ley, borrando  de un solo golpe, todo lo establecido en las convenciones colectivas de trabajo. El Acuerdo laboral de 2003 representó para la empresa un nuevo ahorro económico de más de 100.000 millones de pesos.  El Gobierno colombiano se felicitó por este Acuerdo y  los medios de prensa lo comunicaron así:


Bogotá, 2 oct (CNE).-Con el fin de garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores y el suministro del servicio de energía a los 186 municipios de los siete departamentos de la Costa Atlántica, Electrocosta y Electricaribe firmaron este jueves un acuerdo por cuatro años.

En conferencia de prensa, el ministro de la Protección Social, Diego Palacio Betancourt, afirmó que con este acuerdo laboral, que evitó el despido de 676 trabajadores, ganan todos: empresarios, trabajadores y usuarios.

“Este acuerdo de empresarios y trabajadores ha logrado beneficiar a todos. Es un gana-gana en donde ganan los trabajadores, la empresa y los usuarios de la Costa Caribe Colombiana”, agregó.

Palacio explicó que la posibilidad de diálogo, la apertura para la negociación se convierte en un excelente instrumento que ayuda a mejorar las relaciones obrero-patronales. “Situación que debemos nosotros promover y que se ha hecho en el Gobierno Nacional”, indicó.

Invitó a empresarios y trabajadores para que todos conjuntamente logren entender que el país para poder construir una democracia fuerte necesita también de un sindicalismo fuerte y democrático.

Por su parte, el ministro de Minas y Energía, Luis Ernesto Mejía, afirmó que el acuerdo demostró que el Sindicato de Trabajadores del Sector Eléctrico (Sintraelecol) ha procedido como un sindicato participativo más que reivindicatorio.

“Ese es el símbolo más positivo, ese es el Estado Comunitario, ese es el Estado Participativo, ese es el Estado que quiere un sindicalismo empresario que quiere un sindicalismo participativo que reivindicatorio”, añadió.


13.  Durante el  año 2004, se desarrolla la tarea de  sustituir trabajadores de contratistas por trabajadores propios y afiliados al sindicato. Los indicadores de desempeño del personal convencionado eran altamente positivos. Pero comenzó a aparecer una gran amenaza. Los contratistas no estaban dispuestos a perder su negocio y los intermediarios de dentro de las empresas, tampoco. Comenzaron las amenazas y la intimidación a los sindicalistas. Es decir, los amenazaban por querer dar trabajo a los trabajadores afiliados al sindicato y quitárselo a los contratistas. Sobre este aspecto la empresa nunca se ha pronunciado y aún hoy, las cooperativas de trabajo asociado inundan la empresa, de una manera irregular e ilegal.

14.  El contratismo penetró desde ese entonces, y ahora con más fuerza, la gestión de la empresa. Muchas zonas de la empresa se han entregado a las Mipymes asociadas o presuntamente pertenecientes al paramilitarismo. Extensas zonas de Sucre, Córdoba, Cesar, Magdalena, Sur de Bolívar, y Guajira, están operadas comercialmente por Mipymes.

En 2005 se produjo el asesinato del Trabajador y directivo sindical de Sintraelecol en el departamento del Atlántico, Adan Pacheco. Hoy sabemos por las confesiones de determinados paramilitares que nuestro compañero fue asesinado vilmente. La denuncia de un presunto paramilitar desmovilizado señala a funcionarios de la empresa como presuntos colaboradores del terror. Hoy esta denuncia se encuentra bajo investigación. No obstante, sería bueno conocer qué gestiones, qué investigaciones, qué denuncias presentó el responsable de seguridad de la empresa  por este asesinato. Hay otros asesinatos, sin resolver, como  el del compañero Oñate, trabajador de Electricaribe y asesinado también en Barranquilla. Pero, sobre Adan Pacheco, la cuestión es mucho mas preocupante y preguntamos al responsable de seguridad de Unión Fenosa, ¿se investigó este asesinato?, si es así, ¿qué se investigó?, ¿se denunció oportunamente el hecho y a los posibles autores?… señor responsable de la seguridad de Unión FENOSA, el fraude interno en las empresas ha sido y sigue siendo millonario, incalculable, y además  asesinan trabajadores convencionados y usted no sabe nada? Será que los jefes le reclaman demasiada atención.

Sobre el caso de Adan Pacheco, el Heraldo de Barranquilla lo publicó así:


El ex ‘para’ confesó el asesinato del sindicalista Adán Pacheco
‘Don Antonio’: Rafael García entregó lista a cambio de $80 millones
Édgar Ignacio Fierro Flórez ratificó ayer que las alcaldías de Polonuevo, Atlántico, y Sitionuevo, Magdalena, financiaron el frente ‘José Pablo Díaz’.

Durante la segunda sesión de versión libre, Édgar Ignacio Fierro Flórez, alias ‘Don Antonio’, afirmó que Rafael García, el ex jefe de informática del DAS y quien prendió el ventilador de la ‘parapolítica’, le había entregado una lista con 12 nombres a cambio de $80 millones.

Entre los nombres figuraban líderes comunales, profesores y sindicalistas quienes eran señalados de pertenecer al Partido Comunista. Adán Pacheco Díaz, sindicalista de Electricaribe y baleado el 2 de mayo de 2005, encabezaba la lista. Según explicó Fierro durante la diligencia, fue la única persona de la denominada carpeta ‘amigos del DAS’, como se le llamó al documento con las reseñas de los supuestos simpatizantes de izquierda, que sucumbió a las balas.

La carpeta aparece en el computador de Rodrigo Tovar Pupo, ‘Jorge 40’, el mismo que llevaba Fierro al momento de ser capturado.

De acuerdo con las declaraciones de ‘Don Antonio’, el segundo en la lista negra era Enrique González, alias ‘Peter’, quien había sido capturado por las autoridades en el momento en que iba a ser asesinado.

Fierro también mencionó al ex secretario de Gobierno del Distrito, Pedro Pérez Orozco. La muerte del abogado ocurrió el 2 de octubre de 2005. Frente a este hecho, ‘Don Antonio’ dijo que si estaba registrado en el computador de ‘Jorge 40’, la orden sí la había dado él.
Pérez aparecía en la lista de los asesinatos referenciados en el computador encontrado en la casa de ‘Don Antonio’ el pasado 11 de marzo de 2006 en Santa Marta.

Otros de los hechos a los cuales se refirió el desmovilizado tienen que ver con la financiación del grupo armando. El ex para entregó una relación de por lo menos 70 hacendados y comerciantes que entregaron “aportes voluntarios” al frente ‘José Pablo Díaz’, bajo su mando.

‘Don Antonio’ reveló que las empresas de transporte público intermunicipal Constraguájaro y Cootragua entregaron aportes entre un millón y 750 mil pesos.

Fierro ratificó además lo dicho en la sesión pasada cuando afirmó que la Alcaldía de Sitionuevo, Magdalena, había financiado a su frente, así como la de Polonuevo en el Atlántico. Esta última, de acuerdo con la versión, entregaba $500 mil mensuales a los paramilitares, y Sitionuevo pagó $10 millones durante el 2005.


15.  En 2006, se desarrolló la última negociación con los trabajadores activos convencionados y afiliados a Sintraelecol, a los que se les pidió el último sacrificio para garantizar la estabilidad financiera de las empresas. A partir de este nuevo acuerdo la vida sería bella para los trabajadores, pues disfrutarían de la salud financiera con la que arrancaba la compañía. Una vez más, lo trabajadores creyeron en la empresa, y cedieron su reajuste salarial para los próximos 5 años.  Nuevamente, y tres años después del anterior Acuerdo, el Gobierno se felicitaba por el “éxito” de los negociadores:


Dice Minprotección y Trabajo
Arreglo laboral en sector eléctrico, ejemplo para el país
Por R. SARMIENTO COLEY

EnviadoEspecial
Bogotá

“Ojalá lleváramos esta buena nueva a todos los sectores sindicales y empresariales del país, como un ejemplo de que hay una nueva mentalidad, se ha avanzado en confianza y se piensa a futuro”, dijo el ministro de Protección Social y Trabajo, Diego Palacio Betancourt, al firmar como testigo de primer orden el acuerdo laboral entre los ocho sindicatos del sector eléctrico de la Costa Caribe colombiana y el grupo empresarial español Unión Fenosa, propietario de las empresas Electricaribe y Electrocosta.

“Es bueno destacar, en primer lugar, que la firma de esta convención -que tendrá vigencia por cinco años, es decir hasta el año 2010- es un mensaje muy positivo y un buen ejemplo para el país”, agregó el Ministro.

Aseguró que éste es un ejemplo de los “buenos resultados que se consiguen cuando se llega a una etapa de mutua confianza. Cuando hay confianza entre las partes, es mucho lo que se puede lograr. Y en este caso hay que felicitar a los trabajadores, a sus dirigentes sindicales y también a los pensionados, quienes por primera vez en la historia laboral del país han sido tenidos en cuenta con voz y voto en la mesa de negociaciones. Razón por la cual también hay que felicitar de manera muy especial a los empresarios”.

Palacio Betancourt tuvo palabras de elogio para los directivos de la empresa española, representados en esta reunión por el presidente ejecutivo de Electricaribe y Electrocosta, José María Bustillo Suárez, y por el director de Recursos Humanos Luis Nieto Morillas, y por todo el equipo que labora tanto en Bogotá como en Barranquilla y otras ciudades de la Costa Caribe, incluida Magangué, que también tiene su electrificadora con su sindicato incluido.

NADIE BAILA SOLO

“El acuerdo logrado es fruto de un trabajo conjunto, facilitado por la coincidencia de metas, tanto de las empresas como de las organizaciones sindicales, y por la voluntad existente para el proceso de concertación y de diálogo”, afirmó Bustillo Suárez.

“Este convenio colectivo genera la condición de estabilidad necesaria para las empresas y les permite acometer los proyectos definidos en su proceso de superación continua de los objetivos y los indicadores de gestión”, agregó Bustillo Suárez.

Insistió que, sin la buena voluntad de la masa laboral, no es posible este tipo de acuerdos. Porque para bailar, se requiere de la pareja. Nadie baila solo.

SATISFECHOS

Heriberto Avendaño, presidente del sindicato que agrupa a los 406 trabajadores que Electricaribe tiene en el Departamento del Atlántico, asegura que el acuerdo firmado “significa estabilidad en el empleo durante los próximos cinco años, lo cual es muy importante, dada la expectativa de empleo que es una de las dificultades más graves que vive la población colombiana. Para los trabajadores convencionados (es decir, quienes estarán amparados por la firma de este convenio), es algo satisfactorio”.

El convenio beneficia al 98 por ciento de los trabajadores del sector energético de la Costa Caribe, agrupados en el sindicato de industria (del sector de la luz eléctrica) denominado Sintraelecol.

Pertenecen a ese gran sindicato agremiaciones laborales de La Guajira, Magdalena, Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba y Magangué.

Beneficia a un total de 1.232 trabajadores activos y 3.140 pensionados.


16.  Con el Acto Legislativo 01/2005, las pensiones, un gran problema para estas empresas, desaparecía. Pero, el pasivo pensional permanecía muy alto, por lo que se invitó a los jubilados a trabajar un acuerdo con la administración de la empresa, para disminuir el pasivo pensional. Los jubilados creyeron en la empresa y también negociaron a la baja su ajuste legal a las pensiones por los próximos 5 años.

17.  El resultado económico de los últimos acuerdos firmados en el  2006, de activos y pensionados, han dado a las empresas unos ahorros de más de 200.000 millones de pesos.

18. Si sumamos los ahorros económicos alcanzados por estas empresas en los tres acuerdos laborales desde 2001 hasta el 2006, ascienden a más de 600.000 millones de pesos y los españoles solo pagaron por las empresas: Electrocosta, Electricaribe, CETSA, y EPSA la suma de  200 millones de dólares.

Dicho de otra manera, con lo que le han quitado a los trabajadores, ya libraron la inversión que hicieron en Colombia, o también, con estos ahorros se ha recuperado con creces las supuestas pérdidas de las empresas, e incluso, los trabajadores pudieron haber comprado las empresas al gobierno pagando  un mejor precio,  y si a todo esto le sumamos los subsidios del FOES, que desde sus inicios a transferido a las arcas de Electrocosta y Electricaribe mas de 500.000 millones de pesos, sin los cuales, amenazan constantemente al gobierno de dejar APAGADA la costa atlántica si no les dan esa plata, como lo están haciendo hoy con el gobierno de nicaragua, donde Unión FENOSA también genera y distribuye energía.

Sin contar, los subsidios por menores tarifas que aportan otra cifra igualmente significativa a las arcas de Unión FENOSA en Colombia, y para redondear el negocio, Unión FENOSA segmentó el mercado eléctrico en la costa, creando “empresas de papel, es decir, sin trabajadores”, pero con autonomía administrativa y patrimonial, para comercializar la energía en  cada estrato de la población. El resultado salta a la vista, grandes ganancias para la empresa y la limitación o suspensión del servicio para los más pobres; pues el servicio se le presta a los que tienen para pagarlo. 

Con estas políticas la empresa consiguió resultados muy positivos. En el año 2006, los ingresos de explotación alcanzaron los  $600.000 millones de pesos, con un índice del 95%. La compañía logró superar sus graves problemas, y para conseguirlo, se ha valido del esfuerzo y sacrificio de los trabajadores, los jubilados, las convenciones colectivas de trabajo, del sindicato y de los subsidios de los pobres.

19. En la actualidad y para vergüenza del gobierno y del Ministerio de la protección Social, quien fue testigo y garante de los acuerdos;  de los trabajadores que aportaron sus conquistas; del sindicato que ha comprometido su palabra y  la sociedad en general, que ve como unos extranjeros se burlan de nosotros, nos utilizan y se lucran de nuestras miserias y sacrificios sin que nadie diga o haga algo. Todo se ha vulnerado. Se pisotearon los compromisos, se olvidaron las promesas, no se han respetado los acuerdos. Al mes de haber firmado el último acuerdo, los nuevos administradores de la compañía en Colombia, lanzaron un nuevo modelo organizativo que incluye fusión de las empresas Electrocosta - Electricaribe y plan de retiro forzoso para trabajadores convencionados con el objetivo de exterminar al sindicato y entregar la operación de estas empresas a paracontratistas,  aspecto este que hace parte de la denuncia que un presunto paramilitar en proceso de desmovilización hiciera el 7 de marzo de 2007 ante el Señor Fiscal General de la Nación.

20. El pasado 22 de junio, el Gerente General de estas empresas, el ciudadano español Víctor Cruz Vega, y con ocasión de la fusión de las empresas Electrocosta y Electricaribe, manifestó al diario el Meridiano de Sucre lo siguiente:


Electrocosta y Electricaribe: una sola

Por Blanca Berrío y Erly Rojas, enviadas especiales.

Con el objetivo de democratizar la estructura y dejar una parte de las acciones en manos de los clientes, las empresas Electrocosta y Electricaribe inician un proceso de fusión a partir del 26 de junio de 2007 y culminaría en diciembre de este mismo año.

Así lo indicó el gerente general de Electricaribe y Electrocosta, Víctor Cruz Vega, quien explicó que la viabilización de la fusión debe surtir un proceso que debe gestionarse ante la asamblea de accionistas de las empresas, la Superintendencia de Sociedades, que debe aprobar y expedir la escritura pública (26 de noviembre de 2007), y finalmente se debe registrar en diciembre ante la Cámara de Comercio.

La empresa resultante sería la más grande de la Costa Atlántica y la tercera por capitalización del país.

"La Costa representa el 20 por ciento de la demanda de energía en el país y necesita una compañía fuerte que la represente. La región está creciendo muy rápidamente y hoy podemos decir que tiene una infraestructura eléctrica que permitirá la llegada de nuevas empresas. La nueva entidad invertirá cerca de 600 mil millones de pesos en los próximos cuatro años para continuar mejorando en toda la región", explicó Víctor Cruz Vega.

Precisó además que en el año 2009 los costeños podrían ser dueños de la compañía, pues la empresa ya fusionada facilitaría la compra de acciones a través de mecanismos sencillos como la venta de títulos a través de la factura de energía.

Unión Fenosa seguirá al frente de la empresa nueva, cuyo nombre aún no se ha definido, pero que se impondrá luego de un estudio de imagen.

Una vez se dé la fusión seguirán operando las tres comercializadoras: la Energía Empresarial, que es la que le distribuye la energía a la zona industrial; Energía Social, que atiende a los barrios subnormales de la Costa Atlántica, y Energía Comunitaria, que presta el servicio en la zona rural a través de las mypimes.

Cruz informó que no habrá despidos sino reubicación de personal dentro de las empresas y que la tarifa será única para toda la región de acuerdo a lo que indique el Ministerio de Energía, a través de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg).

El capital de la nueva compañía será de 2 billones de pesos


Dr. Víctor Cruz, no intente engañarnos más. Somos un pueblo pobre, pero no nos crea tan ignorantes.

La democratización de acciones de la que usted habla sólo tiene un motivo: blindar para Unión FENOSA la propiedad de la nueva empresa ante un posible cambio de Gobierno con visión distinta al actual o ante intereses económicos de otros sectores de nuestro país que pudieran pretender adquirir estas empresas. Nicaragua y República Dominicana son ejemplos del fracaso de los señores de Unión FENOSA y que hoy ustedes pretenden blindar en Colombia.

Este blindaje de la propiedad solo está orientado al mercado positivo, es decir, el de algunas capitales departamentales en la costa (Cartagena, Barranquilla, Montería y Santa Marta), pero, para el resto del mercado de la costa, o sea, el mercado insolvente y/o subsidiado, Unión FENOSA ha diseñado empresas autónomas e independientes tanto en patrimonio como para la gestión comercial, estas empresas como  Energía Social, que atiende el mercado de barrios subnormales y Energía Comunitaria que atiende a las zonas rurales, o sea, estas dos empresas abarcan más del 90% del territorio de la Costa, y están proyectadas para que Unión FENOSA reciba miles y miles de millones de pesos en forma de subsidios del estado. Sin ellos, estas empresas son a todas luces inviables y por lo tanto prescindibles. Además, sirven para que la empresa presione a la Nación y así poder conseguir más subsidios, si el Gobierno reduce o suprime estos subsidios, Unión Fenosa las abandona.

Es claro que si se presenta esa eventualidad, la pulpa del negocio estará blindada. La cuestión es muy simple.

Respecto a los trabajadores convencionados, el Dr. Víctor Cruz señala “que no habrá despidos sino reubicación de personal dentro de las empresas”.

Unión FENOSA, con su nuevo modelo organizativo, ha aprobado no una reubicación, sino un desplazamiento de los trabajadores convencionados y un inminente plan de despidos compensados. Le preguntamos al Dr.  Víctor Cruz, en qué empresas pretende usted reubicar a los trabajadores. Será en Energía Comunitaria? O  en sus propias Mipymes?

Los trabajadores convencionados serán exterminados laboralmente y desplazados por contratistas. Y la organización sindical eliminada. Los mismos trabajadores y el mismo Sindicato que puso como ejemplo el Ministro de Protección Social por tres veces en seis años, los mismos trabajadores y el mismo sindicato que entregó sus convenciones por tres veces desde el año 2001, para aportar en el saneamiento de las empresas, los mismos trabajadores y el mismo sindicato que en 2006 entregaron sus ajustes salariales futuros para seguir trabajando con la camiseta puesta y por las empresas.

21. Los trabajadores y el sindicato denunciamos ante el pueblo colombiano,  comunidad internacional, gobierno español, embajada de España en Colombia y ante la OIT, esta serie de atropellos, para que se pronuncien y no permitan la masacre laboral que se cierne sobre los trabajadores afiliados a Sintraelecol en las empresas Electrocosta y Electricaribe de propiedad de Unió FENOSA en  Colombia y le exijan a sus directivos, que respeten al país, que respeten el derecho de los usuarios a tener un servicio, y que cumplan con los compromisos adquiridos con los trabajadores y el sindicato.

A la fecha de hoy  tenemos 700 trabajadores convencionados menos que en 2003, es decir, a pesar de todo la empresa se ha salido con la suya, ha sacado a los trabajadores que propuso sacar con la solicitud de despido colectivo, pero, no nos devolvió la plata que entregamos en la negociación de 2003. Los contratistas y los trabajadores de cooperativas siguen inundando los frentes de trabajo.

La hora de la verdad  ha comenzado. Esto no es más que el primer sorbo, el primer anticipo de una copa amarga que nos ofrecerá Unión FENOSA año tras año hasta nuestro fin, a menos que, mediante una recuperación suprema de la salud moral y del vigor sindical que ha engrandecido a este sindicato, nos levantemos para adoptar nuestra posición en favor de la verdad, de los derechos y la justicia. Recurrimos a la solidaridad internacional y a la de los pueblos para encarar esta lucha. No permitamos que se sigan cometiendo tantas injusticias con nuestra gente.